Mantenimiento de patines en línea

Cuando compré mis primeros patines casi me daba penar comenzar a usarlos. Tan nuevecitos y bonitos que estaban. Pero al final, los patines están para usarlos y no para tenerlos en una vitrina. Sólo unos pocos meses más tarde las botas tenían marcas de roces, una guía un ligero desvío, las ruedas estaban casi afiladas, los cordones rotos y con nudos para que aguantaran y algunas veces me chirríaban las ruedas por haber patinado por zonas sin asfaltar.

En fin, que a veces veía las fotos del primer día y la verdad, mis patines daban pena. Así que empezé a pensar en cuidar mis patines y en pedir consejos sobre cómo cuidar patines en línea.No logré que volvieran a estar como el primer día, pero al menos funcionaban. En realidad,el mantenimiento de los patines en línea no es complicado y realmente vale la pena.

Piezas básicas a cuidar para el buen funcionamiento de los patines en línea

  • Ruedas de los patines

    Con el tiempo las ruedas se van desgastando de forma diferente. Cada persona patina de una forma y el desgaste de las ruedas en los patines es muestra de ello. Por  ello hay patinadores que antes de comprar un juego nuevo de ruedas prefieren cambiar el orden. La idea es que se compensen las zonas de desgaste con la nueva ubicación. Hay opiniones encontradas sobre esto. Aquí encontraréis explicaciones más detalladas sobre como cambiar las ruedas de los patines en línea.

  • Pastilla de goma del freno

    El freno consta de una pieza que sujeta un bloque de goma. Con el tiempo y dependiendo de la técnica de patinaje de cada uno, la goma se va gastando y pierde agarre o hay que doblar mucho el pie para poder frenar. Una pastilla de freno cuesta mucho para ser sólo un trozo de goma, pero romperse la nariz con un semáforo seguramente cuesta algo más. Vale la pena cambiarla.

  • Rodamientos internos de las ruedas

    Los rodamientos son un componente clave para la suavidad y velocidad de tus patines. Los rodamientos de buena calidad tienen un buen aislamiento, con lo cual no hará falta casi nunca engrasarlos y limpiarlos, puesto que es muy difícil que entren agua o arena. Aunque dependiendo del trato o maltrato que se dé a los patines, de cuando en cuando conviene engrasarlos. En patines de cuatro ruedas en dos filas (los de antes) es más fácil que se ensucien y entonce sí se deben sacar, limpiar, engrasar y volver a tapar bien. Aquí te enseñamos cómo se hace en detalle.

  • Guías del patín

    La guía del patín es el chasis de metal que une las ruedas y la bota. Suele estar directamente atornillado al bota dura del patín y tiene agarres para los ejes. Este chasis o guía suele fabricarse con diversos materiales incluyendo el aluminio, magnesio o carbono. Dependiendo de la disciplina del patín varía en dureza y tamaño. Hay que comprobar regularmente  los ajustes de las guías a la bota y en las ruedas y repasar las tuercas. Una bota que no esté bien atornillada a la guía es un peligro potencial.

  •  Sujecciones de  la bota

    Comprueba que los remaches y enganches de la bota estén en buen estado. Si detectas una rotura, tendrás que cambiarlos para que no te baile el pie dentro de la bota.
    Cambia los cordones de la bota regularmente cuando detectes las primeras roturas y roces en el cordón.

  • Almacenamiento de los patines

    No dejes tus patines dentro de bolsas de plátstico o de una mochila cerrada. La condensación del agua que se forma en ambos por la humedad del botín interior puede oxidar los rodamientos internos del patín.

En los posts de esta sección encontrarás consejos y trucos básicos y avanzados  más detallados para mantener tus patines en buen estado y disfrutar del patinaje a tope.



fbq('track', 'ViewContent');