K2, el gigante del esquí que patina

K2 es otra conocida marca de patines en línea proveniente como Rollerblade de EEUU. La diferencia radica en que K2 originalmente se dedicaba a los esquís de nieve. Más tarde expandió y ahora es una marca de referencia para esquís, snowboards, bicicletas de montaña y patines en línea a base de comprar otras compañías. Un ejemplo de compra fue la de Adio, un fabricante de botas para skate que ahora es parte de K2 Skates. Actualmente su central se encuentra en California.

Populares en Alemania

En Europa son muy populares en Alemania, donde también actúan de sponsors para la maratón de patinaje de Berlín, además de patrocinar otros eventos deportivos.
Entre su gama de productos se encuentran patines de fitnes y freeskate, patines de velocidad y maratón, patines de agresivo y patines de hielo. También fabrican y distribuyen toda clase de complementos, protecciones y recambios.

Especializados en la bota

K2 Skates se hizo un hueco en el mundo del patín gracias a su bota. Una decisión sabia tras haber adquirido una compañía que desarrollaba y fabricaba botas de patines. Se trata de una bota blanda y acolchada con una soporte rígido más discreto, el K2 Softboot. Cuando salió, la mayoría de botas constaban de la típica bota compacta y rígida con un botín interior acolchado. El Softoboot sacó el botín acolchado al exterior y dejó una carcasa más discreta para dar soborte al tobillo. En cierto modo, la “softboot” de K2 recuerda a los primeros rollers de zapatilla alta que salieron a principios de los años 80, adaptada naturalmente a nuestros tiempos.

En el momento de salida al mercado fue la primera bota blanda que pudo plantar cara a las carcasas rígidas de los patines en línea. Desde ese momento en el que literalmente introdujeron “la bota” en el mercado, también ganaron terreno con sus patines en línea. Los patines de K2 precisamente se distinguen por sus botas ligeras y llenas de detalles ingeniosos. Al ser una marca que ha llegado más tarde al mundo de patinaje, parece que decidieron especializarse y buscar la excelencia en las botas y les ha salido a cuenta.

También hay que tener en cuenta que en un mundo muy masculinizado (hasta hace nada los típicos vídeos de patinadores urbanos sólo mostraban chicos), los patines de K2 tienen un indudable factor WAF (woman attractiveness factor) centrado en la calidad del diseño y la usabilidad de los productos. Teniendo en cuenta que lo importante para muchos patinadores de ocio va a ser la comodidad de la bota, K2 es una buena elección para quien no se quiera martirizar los pies.

Cierres BOA

En 2011 sacaron un novedoso cierre, el BOA, que sustituye a los cordones de la bota por un cierre de cable de acero flexible que se puede incluso cerrar sobre la marcha girando una ruedecita. Esto ahorra tiempo al poner y quitar los patines y permite cerrar la bota sin dejar de patinar. Además desaparece el riesgo de que se enganchen los cordones en alguna parte o haya que atarlos al tobillo con varias vueltas para que no anden sueltos.

En el catálogo los modelos de patines de fitnes con este cierre ya llevan todos en el nombre la etiqueta BOA. En este vídeo podéis ver los modelos que ofrecen para este año.

Aparte de esto, los patines son de buena calidad y no tienen nada que envidiar a otras marcas más “patinadoras” en sus orígenes. No son patines de la gama más alta sino más bien media y dirigidos al patinador aficionado “normal”, lo que mantiene la mayoría de modelos en una horquilla de precios moderados (entre 70 € y 150 €). Aunque también tienen algunos modelos caros, básicamente patines de velocidad.