Aprender a frenar con la T

La T consiste en apoyar un patín en el suelo de forma perpendicular a la dirección en la que circulamos, de manera que las ruedas del patin rocen contra el suelo y de esta forma frenen el movimiento. La punta del patin apunta hacia fuera.

Si sólo queremos aminorar la marcha, basta con rozar con las ruedas sobre el suelo de forma suave,  sintiéndo el contacto pero sin presionar demasiado, y volver a soltar.

Si queremos frenar completamente, tenemos que separar más las piernas y ejercer presión sobre las ruedas que rozan el suelo, para que la fricción de la goma de las ruedas contra el suelo nos frene. Mientras frenamos, el cuerpo y los hombros siguen mirando en la dirección hacia la que nos movemos.

La frenada con la T se utiliza tanto para frenar completamente como para desacelerar, por ejemplo  en cuestas.

También se utiliza mucho por patinadores que no llevan taco de freno. Los que practican el estilo freestyle con figuras, slaloms y conos, suelen quitarse el freno del patín porque molesta para muchos movimientos. Tampoco lo suelen llevar los patinadores de hockey, porque además el freno puede resultar peligroso en algunos movimientos y giros.

El primer intento suele fallar

El primer impulso suele ser  intentarlo tal cual. La secuencia de movimientos es esta:

  • Mientras se rueda con el peso sobre la pierna adelantada, se eleva el patín de la otra pierna retrasada.
  • Todavía en el aire ladeamos la pierna retrasada de forma que el patín esté suspendido de forma perpendicular al patín adelantado.
  • Ahora apoyamos el patín sobre el suelo de forma perpendicular al patín delantero, formando una T. La punta del patin apunta hacia fuera.
  • El roce de las ruedas provoca un efecto de freno.
  • Mientras frenamos, el cuerpo y los hombros siguen mirando en la dirección hacia la que nos movemos.

Lo más habitual es que giremos sobre nosotros mismos. Esto provoca caídas para casi todos los que practican la T al túntún por primera vez. Suele deberse a que el pie delantero se desvía a un lado y el patín trasero a otro por no mantener una línea recta con el cuerpo. Necesitamos una línea recta, o sea, que hombros, caderas y patín delantero estén alineados al frente.

Cómo aprender el freno con la T de forma segura

Para sentirse seguro con el freno de T es importante controlar el equilibrio sobre una sola pierna. Para eso son útiles ejercicios para mejorar el equilibrio y lra práctica continuada del patinaje deslizándose el mayor tiempo posible sobre una sola pierna.

  • Ejercicio de equilibrio para controlar la posición

Para evitar caídas desagradables, comenzamos con la T en una posición estable, con el pie delantero tocando un punto de apoyo y parados.

freno_t2El patín delantero toca el punto de apoyo, mientras que el patín trasero se pone de lado en un ángulo de 90 º. Mantenemos al menos un patín de distancia entre los dos pies, con lo que formamos un triángulo estable.

Primero doblamos las rodillas, mantenemos una posición en línea con el patín y nos inclinamos hacia delante. Como referencia, las gotas de sudor de la frente deben caer sobre el suelo y no sobre la rodilla. Apoyamos el peso del cuerpo sobre la pierna adelantada y quitando todo el peso posible de la pierna retrasada. Miramos al frente con la cabeza bien alta, los hombros y caderas alineados en línea recta y guardamos el equilibrio en esta posición todo lo que podamos.

Cuando nos sintamos cómodos en esta posición y no nos caigamos de lado, habremos aprendido un montón sobre nuestro propio equilibrio.

El que se sienta inseguro puede buscar un lugar donde apoyarse también con una mano en caso de necesidad.

  • Ejercicio de equilibrio para formar una T sin apoyo

Sobre un terreno llano y apto formamos una T con los patines. No hace falta mucha distancia entre los pies, pero las ruedas delanteras deben estár en linea con el cuerpo. Ahora inclinamos la rodilla del patin delantero hasta que cubre el patin si miramos desde arriba. Balanceamos el peso del cuerpo sobre las dos piernas.

Frenar con la T
La técnica de la T o “t-stop” es muy común en el patinaje

Ahora nos inclinamos más hacia delante doblando más la rodilla. El patin delantero comenzará a rodar. Cuando la distancia entre ambos patines sea de patín y medio aprox. empuja un poco el patin trasero hasta que notes que el roce frena. El peso se mantiene apoyado en la pierna de delante. Los hombros miran el frente y la linea recta de ruedas, hombros, caderas y vista se mantiene. Nos concentramos en mantener el equilibrio y nada más. Frenamos más o menos un metro.

  • Ejercicio de frenado

Te deslizas lentamente de forma natural sobre el patín por la inclinación.  La pierna retrasada se quiere unir a la pierna delantera, la guía. Intenta frenar completamente con el patína retrasado hasta pararte.

  • Repetir

Cada vez te sentirás algo más segur@ y podrás acelerar, presionar más el patín retrasado y al final intentrar el movimiento en tu marcha.

Como anécdota, os cuento mi primer intento con la T.

Hace muchos años se me ocurrió alquilar unos patines en linea sin tener ni idea de nada. Ni alquilé protecciones porque me parecieron innecesarias. En la tienda me dijeron que sólo tenía que poner un patín de lado detrás del otro y que con eso ya se frena. Yo muy puse los patines tán contenta y me lancé por los carriles bici del bosque de la ciudad en la que vivía, utilizando el método de agarrarme a farolas, barandillas y demás.

Una hora antes de devolver los patines a la tienda iba ya un poco envalentonada por un carril bici cuando me vi un montón de gente con carritos de niño por delante. Pensé que era el momento de frenar y puse un patín detrás del otro. Un segundo más tarde estaba en la cuneta, con pinchos en brazos y manos, la rodilla ensangrentada y la gente mirándome como si fuera idiota. En fin, la feliz ignorancia de la juventud …  Volví a patinar 16 años más tarde por segunda vez. Y esta vez con protecciones y sin hacer el ganso.

Pros y contras del freno con la T

Ventajas de la T
  • Muchos patinadores que frenan con igual comodidad con el taco y la T, repiten que la T ahorra en movimiento y es más fácil de incorporar sobre la marcha.
  • Una de las ventajas de frenar con la T es que soporta mejor el frenar sobre un pavimento irregular. Además se puede transformar en un giro e integrar con otras figuras, algo que resulta muy vistoso. Por último, permite dosificar el espacio y por eso es útil para el slalom.
  • La principal razón para dominar esta técnica es que no sólo es bueno saber frenar de muchas formas sino que además aprendiendo a frenar con la T se entrena el equilibrio y el dominio del patín.

Un video de ejemplo sobre frenar con la T

En este video un monitor de una escuela de patinaje en California enseña cómo se frena con la T. He enlazado a partir del momento en que se ve cómo lo hace.