Consejos para cuidar las botas de los patines en línea

bota y bota interior
Bota, bota interior y suela

Dependiendo de la zona climática en la que vivas, la bota interior de tus patines en línea necesitará más o menos cuidados. Si vives en una zona muy cálida y húmeda, una buena patinada convierte tu bota en una sauna. Aunque no llegues a ver nubes de vapor saliendo de la bota al quitarte los patines, el olor delatará el esfuerzo :-).

En momentos como este deberías evitar dejar los patines en una bolsa de plástico en el maletero del coche. Mejor dejas secar las botas lentamente al aire libre.


Al revés, si vives en una zona fría y húmeda, no dejes los botines a secar encima de la calefacción porque con mucho calor se resecan y acaban siendo más frágiles.

En general, los botines interiores removibles se pueden lavar en la lavadora con un programa suave y detergente para tejidos delicados. Idealmente en una bolsa de ropa como la que se usa para lavar medias.

Si vas a dejar las botas cierto tiempo sin usar, mételes unas de estas bolas anti-olores que también se usan parar ropa. En las tiendas de deportes las venden, igual que en muchos almacenes o supermercados. También sirven los saquitos de lavanda o similares, que evitan que se forme humedad en las botas.

Las botas de carbono muchas veces llevan un interior recubierto de cuero. Esto se puede limpiar con un trapo húmedo o una esponja. Al igual que otras prendas de cuero, si aparecen pequeñas arrugas o grietas, con un poco de grasa de cuero se suaviza el material. Sin pasarse, porque demasiado hace sudar al pie.

Si las botas se mojan, el viejo remedio casero de forrarlos con papel de periódico sigue vigente.