Aprender a frenar con Powerslide



Frenar con técncias de powerslide está basado en combinar cambio de dirección y frenado por fricción. Se trata de una técnica muy eficiente a mucha velocidad, con una distancia de frenado media. Sin embargo, esta técnica requiere un buen dominio de los patines, ya que hay que dosificar muy bien la presión de los patines ladeados. Antes de frenar con powerslide, conviene controlar los giros y cambios de sentido sobre patines así como saber patinar hacia atrás con soltura.

Antes de iniciar el movimiento de freno hay que dar un pequeño salto o giro para cambiar de sentido como si se fuera a patinar hacia atrás. Mirando al frente empujamos la pierna de freno en contradirección. Esto provoca un fuera roce de las ruedas contra el suelo y al cambiar de dirección frena rápidamente en corta distancia. El frenado con Powerslide no sólo requiere mucha técnica sino que desgasta las ruedas.

Videos de ilustración

Powerslide normal

Este patinador ruso demuestra un powerslide con un esquema del movimiento en su video, ver a partir del segundo 38:

Variantes derivadas del hockey con patines de hielo

Lo usan sobre todo los patinadores provenientes del hockey. Es una forma muy común de frenado en el patinaje sobre hielo, donde el problema del desgaste de las ruedas no se da y las superficie sobre la que se patina no presenta problemas. Hay patinadores que simplemente frenan igual que sobre el hielo con las piernas en paralelo y otros siguen la variante de las piernas separadas.

Aquí una demo del powerslide con los pies en paralelo del mismo chaval ruso, ver a partir del segundo 48:

Variante tipo hockey con salto

En esta variante de powerslide damos un pequeño salto y en el aire giramos con pies en paralelo para aterrizar en un ángulo perpendicular (90º) a la dirección de la que venimos. Los dos patines están algo ladeados hacia dentro y frenamos rozando con las ocho ruedas sobre el asfalto.

Esto es difícil por el salto y por ello es algo que hacen los patindores avanzados.  Aún así no está exento de riesgo, porque un mal aterrizaje nos hace caer directamente de lado y entonces frenamos con … todo el cuerpo ….

Aprender a frenar con powerslide

Powerslide de 180º

Seguimos estos pasos para practicar el movimiento, rodando a muy poca velocidad:

  • Ponemos los patines en paralelo con las piernas algo separadas
  • Apoyamos el peso sobre una pierna para liberar la otra.
  • Elevemos el patin de la pierna liberada levemente del suelo
  • Ayudándonos con un movimiento de cadera y hombros efectuamos un giro de 180º sobre el patín que todavía está en el suelo y sobre el que nos estamos apoyando. Para efectuar esto instintivamente estaremos apoyándonos durante una décima de segundo sobre la rueda delantera del patín. Nos movemos con el cuerpo recto y las rodillas algo dobladas, de forma que podemos reaccionar como un amortiguador. El movimiento es similar al que realizamos para cambiar de sentido y circular hacia atrás.
  • En cuanto estamos en un ángulo de 180º respecto a la dirección desde la que venimos, estiramos la pierna del patín liberado en el aire y posicionamos el patín de forma perpendicular a nuestro dirección.
  • El patín que soporta el peso ahora sigue en línea recta la misma dirección que antes, pero estamos del revés mirando hacia atrás y apoyandonos en esta pierna doblada. La línea recta del patín y la pierna nos sirven para estabilizar la posición.
  • Volvemos a bajar el patin liberado al suelo, todavía sin presión ni peso, y lo dejamos rozar contra el suelo de forma perpendicular a la dirección de nuestro impulso.
  • En cuanto notamos que hay resistencia por la fricción contra el suelo, trasladamos paulatinamente el peso del cuerpo sobre este patín. Es importante esperar a que haya una presión por la fricción antes de trasladar el peso a esta pierna. De lo contrario podemos tener un esguince en el tobillo del patín estirado.
  • Mantenemos la posición de las piernas sin doblar la rodilla de la pierna estirada y apoyando el peso del cuerpo sobre ese patín.
  • El patin trasero se encuentran en posición perpendicular a la direción en la que inercia nos empuja y causa fricción sobre el suelo, mientras que el patín delantero y la pierna doblanda sirven de guía y estabilizan la posición.
  • Una vez hayamos frenado casi totalmente volvemos a distribuir el peso del cuerpo sobre ambos patines y nos incorporamos a la posición normal.

Practicar en dique seco

Sirve preparse mentalmente con una simulación del giro en un ejercicio sin patines:

  • Nos ponemos con las rodillas algo dobladas y el cuerpo recto en posición al frente, con los pies en paralelo y el cuerpo recto.
  • Giramos sobre un pie para cambiar de dirección y quedarnos a 90º.
  • Estiramos la pierna externa (desde el punto de vista de la dirección en la que nos movemos) y presionamos sobre un zócalo o bordillo.
  • Mantenemos la posición 30 segundos para acostumbranos a la presión en la parte superior de los muslos.
  • Repetimos las veces necesarias hasta que nos atrevamos a hacer lo mismo con patines.

Posibles problemas con el frenado tipo powerslide

  • Si el patín guía no se encuentra alineado con la dirección en la que nos movemos y algo delante de nuestro centro de gravedad, podemos sufrir un giro involuntario y acabar en círculos descontrolados.
  • Si el patín trasero, el que nos frena, está demasiado inclinado hacia dentro, nos abriremos mucho de piernas y podemos sufrir un tirón en parte interior del muslo o torcernos la rodilla.
  • Si la pierna no está lo suficientemente lejos del cuerpo el impulso de nuestra propia inercia puede hacernos volar por encima del patín de freno.

Unas cuantas caídas realizando este tipo de frenado para que veáis los problemas más habituales. Los patinadores del video no llevan muchas protecciones, lo cual no es nada aconsejable. Una mala caida y nos podemos romper la muñeca con mucha facilidad.

Demostración de cómo frenar com powerslide

También veréis lo que puede pasar cuando no se domina bien 🙂